Principios de la democracia, conócelos aquí

En el mundo la gran mayoría de los sistemas disponen de ciertas bases que los sustentas, tal como ocurre con los principios de la democracia, conócelos con la información que se presenta a continuación.

Su origen

Estos principios se basan en la libertad, en tal sentido, en una sociedad se consulta a los ciudadanos de un país sobre quien desea que dirija la nación, para tener una visión amplia de lo que la mayoría desea. Este proceso participativo ha hecho la diferencia, desde la antigua Grecia hasta la actualidad.

Sin embargo, la democracia no es perfecta, a pesar de que permite la participación de la mayoría y la libertad de elegir a quien los represente para gobernar el estado, en el ejercicio de la misma puede haber desviaciones, como el populismo, la no representación, la pérdida de la objetividad, entre otros,

La mayoría de los Estados o países democráticos tienen plasmados  sus principios, valores, territorialidad  y otros aspectos que regulan su convivencia nacional e internacional, en una ley magna llamada constitución, donde están enmarcadas todas las leyes promulgadas en la nación y que dan sustento a la democracia.

Los principios de la democracia

Los principios básicos, simples y universales que rigen la democracia son la participación popular, la representación, la racionalidad de la ley, la libertad, el progreso y el pluralismo.

La participación popular

El poder de la decisión recae sobre el pueblo o la autodeterminación del colectivo, para elegir a quién gobernará, sus representantes, de acuerdo con sus necesidades inmediatas, todo por su voluntad, en la búsqueda de la felicidad y el bien común.

Sin embargo, es fundamental comprender que el Pueblo no es el Estado, este el poder supremo que aplica las leyes.

 

La Representación

En la relación del estado o gobierno con el pueblo, la calidad de la misma debe ser homogénea. Estos significa que los ciudadanos tendrán su representación entre los gobernantes, para así sentir que participan en la dirección de la nación, con honestidad, imparcialidad y un alto criterio de la gestión, englobando múltiples aspectos como lo son educación, salud, producción entre otros.

Racionalidad de la ley

Los aspectos contemplados en las leyes aplican para todos, pero deben adaptarse a la situación y a los cambios que se generen en la sociedad con el paso del tiempo. La ley no solo contempla castigos o sanciones, sino que permite resolver conflictos y marcar el rumbo, que el pueblo desea para su estado, es decir, a donde quieren llegar para ser un mejor país.

Libertad

La razón de todo este sistema es respetar la autodeterminación particular, siendo la libertad el aspecto donde convergen el derecho común y el derecho individual, garantizando el bienestar del ser humano ante todo y marcando el límite donde comienza y termina la potestad de cada ciudadano, a través del gobierno donde todos están representados.

Progreso

La sociedad busca el desarrollo de potencialidades individuales que activen la producción colectiva para obtener mejores y mayores beneficios. Estos permiten ampliar sus horizontes, generando cambios en las instituciones, que se adapten al avance social, económico e industrial, respecto a las voluntades populares.

Pluralismo

Las instituciones de poder deben ser equilibradas, autónomas y representativas, donde la suma de ellas garantice la integración y representación de la autonomía individual y colectiva.

Esto se lleva a cabo con funciones independientes a los intereses del gobierno y del pueblo, que afiancen el pluralismo limitándose unas a otras para mantener el control y la equidad.

Por último, es fundamental mencionar los principios éticos de los ciudadanos que deben estar inmersos en estado democrático y en cada una de sus instituciones, como la transparencia, funcionalidad, igualdad y respeto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *